Elección profesional
"quién ser"

"Mas allá de las aptitudes, la decisión vocacional implica "quién ser", como quién, en qué ámbito, dentro de qué tipo de relaciones con el semejante; cuestiones que interpelan al "ser" más que al "quehacer" y en esto reside una de las dificultades más frecuentes a la hora de elegir una carrera" En mayor o en menor medida, los padres conciben un proyecto de hijo, incluso antes de su nacimiento, e imaginan un futuro para él.

Uno de los problemas a resolver en la última fase de la adolescencia es la elección de una profesión que sea acorde a las aptitudes e intereses de cada uno y que, además, implique una actividad placentera y, al mismo tiempo, socialmente aceptada y lucrativa.

Pero en esta elección también se ponen en juego las expectativas y mandatos familiares explícitos o inconscientes, los ideales, los modelos, las identificaciones. Todo esto, sumado a la incertidumbre sobre el futuro, frecuentemente hace de obstáculo en este proceso. La identidad profesional está íntimamente ligada a la identidad en general y al proyecto de vida.

El adolescente deberá hacer el trabajo de romper con los mandatos y el sometimiento a imposiciones que le impiden encontrar una actividad que desee y lo represente. No todos lo logran… En algunos aparecen dificultades para renunciar a "hacer de todo" o "ser de todo" y van empezando y dejando carreras, cursos, etc., a veces totalmente disímiles, en el afán de encontrar una vocación que pueda contentar a todos. * La cita es de S. Quiroga y M. Belçaguy "Adolescencia tardía. Una aproximación desde el punto de vista psicoanalítico"



Lic. Adriana Delgado Costa

MP 84609 / MN 61744

IG @devenir.enterapia

Mail: adriana_delgadocosta@yahoo.com.ar

Cel: (15) 6436-0582


Publicado el 19 de Abril de 2021
La salud mental
en la cuarentena

Los adultos mayores de 70 años iniciaron el periodo de cuarentena desde el 20 de marzo del 2020, es decir, hasta la fecha ya superan el año de estar en sus casas. Debido a la letalidad del virus en personas de edad avanzada o con afectaciones de salud que puedan ser agravantes, la medida para ellos ha sido más rígida.



La sensación de encierro como un castigo puede generar distintas afectaciones emocionales, psicológicas y físicas en los adultos mayores, te damos consejos útiles para ayudarlos a llevar una cuarentena sana y tranquila:

1. El diálogo: es importante hablar con los adultos mayores, saber lo que piensan y lo que los preocupa. A través del diálogo podremos notar dónde radican los problemas que ellos puedan tener y buscar una respuesta.

2. No recriminaciones: el tono con el que nos dirigimos a ellos puede tener maneras de percepción distintas. Utilicemos palabras afectuosas para evitar que se sientan incomprendidos o regañados.

3. Evitar la sobreinformación: es importante que sepa lo que está sucediendo pero sin excesos. Tener demasiada información, que no siempre viene de fuentes confiables, puede llevarlos a altos niveles de estrés y ansiedad.

4. Hacerlos sentir útiles: muchos adultos mayores están acostumbrados al movimiento, a trabajar, tener su propio dinero, etc., y la cuarentena les ha dificultado sentir esa sensación de independencia, llegando a considerarse "una carga" en el hogar. Es clave definir roles y tareas en las que puedan ayudar, para que aporten con sus capacidades al funcionamiento de la casa.

5. Aprendizaje: ayudarlos a aprovechar el tiempo, aprendiendo cosas nuevas, como el acceso a la tecnología o ejercicios, mantendrán su mente en movimiento, disminuyendo la posibilidad de llegar a depresión o ansiedad severa.

6. Ejercicios: hacer pausas activas acorde a su edad y posibles dolencias físicas, para mantener su salud física y ejercicios de respiración para tratar el estrés.



¿Cómo identificar signos de alerta en su salud mental?

La Subdirectora de enfermedades no transmisibles del Ministerio de Salud, Nubia Bautista, asegura que es normal que los adultos mayores tengan síntomas emocionales que no son propiamente enfermedades mentales (incertidumbre, aburrimiento, tristeza, etc), sin embargo no podemos pasarlos por alto ya que podrían escalar a afecciones mayores.



• Cualquier cambio en las actitudes de los adultos mayores deben tener un seguimiento, por ejemplo, si una persona es extrovertida y pasa a ser callada.

• Perder el gusto por ciertas actividades que antes disfrutaba.

• Falta de apetito.

• Desconcentración constante.

• Cambios en los patrones de sueño.

Ante estas situaciones, lo primero es dialogar con la persona, pero no minimizar la situación y recurrir a asesoría profesional en caso de ser necesario.


Publicado el 5 de Abril de 2021

El Sitio de Hurlingham